Desde el nacimiento de nuestra empresa en 2006, nacimos con un objetivo claro, y es el de traer desarrollo a nuestro país, a través de nuestra fórmula única, nuestra fórmula social. Hasta la fecha hemos realizado grandes obras en el ámbito deportivo, educativo, de salud, culturales, de infraestructura, entre otros. Estamos conscientes de las necesidades de muchos salvadoreños, tal es el caso de Ismael Chacón, un estudiante de Artes Plásticas, opción pintura, de la Universidad de El Salvador, quien solicitó apoyo a ALBA Petróleos para continuar sus estudios, ya que, sin nuestro apoyo, ya no podría continuar.

“En 2011 sufrí un colapso nervioso por exceso de estrés, estudio trabajo, entre otras cosas; me diagnosticaron depresión y ansiedad, pero decidí estudiar” escribió Chacón en su carta.

En El Salvador, durante la etapa de estudiantes, los jóvenes sufren diversas presiones emocionales que no terminan de ser comprendidas por sus familiares, por sus patronos e incluso por sus mismos docentes, lo que conlleva a situaciones de depresión a los universitarios, que finaliza en el abandono de sus carreras.

Al conocer el caso de Ismael, no dudamos que el brindarle una beca de estudios es más que una acción asistencialista, es una verdadera obra de solidaridad y amor para un joven cuyo deseo único es salir adelante y mostrarle al mundo que los jóvenes en El Salvador si pueden salir adelante y cumplir sus sueños.

“Me siento feliz de recibir este apoyo y me siento comprometido no solo con ALBA Petróleos, sino con El Salvador. En mis pinturas siempre procuro representar a la familia porque para mí son el centro de la sociedad, la base de la sociedad”, Ismael Chacón.