ALBA Petróleos de El Salvador nace el 5 de abril de 2006 como la única empresa de comercialización de productos derivados del petróleo y que tiene como principal objetivo la finalidad social. Además de brindar combustibles de calidad para sus usuarios, ALBA Petróleos de El Salvador posee la única fórmula que el resto de las gasolinas no tienen: la fórmula social.

Esta empresa salvadoreña tiene como misión ofrecer las mejores soluciones energéticas a sus clientes a través del recurso humano solidario y competente, comprometido con el uso de las más altas tecnologías y seguridad, para alcanzar sostenibilidad económica para el cumplimiento de la finalidad social.

Su visión es ser una empresa pionera que incida en las transformaciones sociales y económicas del país, ofreciendo soluciones energéticas a nivel nacional y regional, con alta capacidad técnica, profesional y finalidad social.

¿Cómo se da el aporte?

Como empresa, ALBA Petróleos maneja estrategias de comercialización dentro de un mercado muy competitivo; sin embargo, la empresa nunca ha dejado de honrar su compromiso con los salvadoreños aun en los momentos de crisis energética más duros de la historia.

Por cada galón de diésel vendido, ALBA Petróleos destina dos centavos de dólar a proyectos de alto impacto social que se traducen en desarrollo en áreas como educación, salud, deportes, cultura, agricultura y más. De esta forma, cada gota de sus productos se transforma en escuelas, computadoras, salud, instrumentos musicales, desarrollo y bienestar para la población.

Cada vez que una persona llena su tanque en las ALBA Estaciones contribuye con el desarrollo académico e integral de los niños, jóvenes, adultos y adultos mayores de El Salvador.

Durante la inauguración de la ALBA Estación número 53, el Padre Alfredo Guillén, de la Orden Carmelitas, habló sobre el motor que mueve la razón social de la empresa: “Cuando yo sé que dos centavos del combustible que yo uso para mi carro van a ir para un niño pobre, para una escuela, yo creo que ahí hay bendición de Dios”.

Compromiso con El Salvador

ALBA Petróleos siempre ha sido consecuente con su misión y visión y es por eso que ha honrado todos sus compromisos tanto fiscales, con el pago de $ 360 millones en impuestos, como de seguridad social, entre otros, en estos diez años de existencia.

ALBA Petróleos ha invertido más de $15 millones en proyectos sociales, microcréditos, salud, cultura, deporte, educación y $300 millones en empresas productivas. Además, la empresa ha llevado su programa de becas a municipios socios y no socios sin distinciones de ningún tipo y ha fomentado la inclusión social a través de todos sus programas, de la mano con la Fundación ALBA y de la Asociación Intermunicipal Energía para El Salvador, ENEPASA. ALBA Petróleos se ha ganado el respeto de los salvadoreños al recibir de parte del Ministerio del Trabajo de El Salvador el reconocimiento por la creación de más de 125.000 empleos directos e indirectos.

Obras que dejan huella

Para ALBA Petróleos, contribuir con el desarrollo de El Salvador es uno de sus compromisos más importantes e impostergables. En estos diez años la empresa ha apoyado con la reconstrucción de escuelas, entrega de computadoras para niños y niñas en edad escolar, activación y respaldo del sector agrícola, préstamos para nuevas empresas y nuevos emprendedores, ayuda a más de 10.000 personas de escasos recursos con deficiencias visuales que han recuperado la vista a través de la Misión Milagro con apoyo de Cuba y Venezuela.

Obras que hablan

Lorena Machado es una de las tantas beneficiarias del aporte social de ALBA Petróleos. Su esposo también fue beneficiado con el proyecto de salud para la recuperación de la vista, Misión Milagro. La señora Machado resalta el valor que tiene para ella y para los salvadoreños una empresa con finalidad social como ALBA Petróleos: “Yo siento que ALBA está trabajando mucho por nosotros, por los pobres. No solo nos han brindado ayuda en este sector sino a nivel nacional. Les agradezco mucho por todo lo que están haciendo. Yo sí tengo la esperanza de que ALBA no se va a ir de El Salvador, que va a seguir trabajando para nosotros”.

ENEPASA

A través de la Asociación Intermunicipal Energía Para El Salvador (ENEPASA) se han ejecutado una serie de actividades sociales para beneficio de la población salvadoreña. Se ha dado apoyo a la educación a través de proyectos integrales en pro de la prevención de la violencia. De igual manera, se ha garantizado el fortalecimiento institucional, firma de convenios y apoyo a diversas organizaciones.

FUNDACIÓN ALBA: BRAZO SOCIAL

Solo en 2015 la Fundación Alba rehabilitó más de 115 escuelas con una inversión de más de 1.2 millones de dólares. De igual manera, la fundación le entregó al Ministerio de Educación de El Salvador un total de 16.500 computadoras con una inversión por encima de los 3 millones de dólares para la continuidad del proyecto. Además, donó más de 100.000 dólares en equipo médico y mobiliario al Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom y al Centro de Atención Sara Zaldívar.

Para ALBA Petróleos estos diez años solo marcan el comienzo de un proyecto social que nació para dar lo mejor de sí, para seguir ayudando, generando empleos y brindando productos de calidad para todo El Salvador.