ALBA Petróleos de El Salvador se erige en la región como la única empresa del ramo petrolero en tener como principal objetivo la finalidad social.

En la cadena de valor, los productos que ALBA Petróleos les ofrece a los salvadoreños están sustentados en la calidad que brinda Petróleos de Venezuela (PDVSA), así como en la infraestructura destinada para que dichos productos se transformen en la energía que mueve el motor social salvadoreño.

Como muestra del empeño en mantener los más altos estándares de calidad se construyó en El Salvador la planta de almacenamiento y distribución de combustibles más moderna de la región. Ubicada en Acajutla, la planta “Schafik Jorge Hándal” tiene una capacidad de almacenamiento de 355.000 barriles de combustibles. El 19 de mayo de 2011, la planta recibió su primer buque cargado de 300.000 barriles de hidrocarburos provenientes de Venezuela y con la calidad que puede brindar una de las empresas petroleras más importantes del mundo como Pdvsa.

La planta “Schafik Jorge Hándal” fue construida a través de Alba Petróleos de El Salvador, empresa mixta conformada por PDV Caribe, S.A., filial de Petróleos de Venezuela, S.A., y la Asociación Intermunicipal Energía para El Salvador (Enepasa), constituida por varias alcaldías del país.

CALIDAD 360°

TECNOLOGÍA y DESARROLLO

La planta constituye una de las instalaciones más modernas y seguras en la región. Asimismo, cuenta con un terminal marino multiboya especialmente diseñado para las condiciones costeras; posee un patio de llenado de camiones cisterna, equipado con 16 brazos para la descarga de Diesel, Gasolina Regular, Gasolina Superior y combustible JET-A1 para aviones. Además tiene un patio de ocho tanques y una esfera para el manejo de combustibles líquidos y Gas Licuado de Petróleo (GLP). El proyecto también incluyó la construcción de una vialidad de acceso que beneficia a más 450 familias de las comunidades vecinas. Entre otras obras sociales, se construyó una planta de tratamiento de agua.

La planta cuenta con el Sistema de Control de Llenado Integrado (SCLI) que monitorea toda la información relacionada con los despachos programados, la cantidad de combustible a ser despachado, datos de los equipos o cisternas por cargar, así como información sobre los conductores, entre otras. Además, se monitorea constantemente el sistema de aterramiento y los sensores de sobrellenado de las cisternas.

Nuestro terminal marino cuenta con cuatro líneas de tuberías que conectan desde el Pipeline End Manifold – PLEM marino (un colector al extremo del oleoducto) hasta el interior de la planta de almacenamiento. Estas tuberías tienen un diámetro de 16 y 10 pulgadas (2 de cada uno) y una longitud aproximada de 2,8 km instalados en tierra y casi 1 km instalado en el lecho marino. Cada línea de tubería tiene instalado un tramo de 9 mangueras con una longitud de 9,14 metros, cada una para conexión con el buque.

La sala de control es responsable de la operación del sistema básico de control de procesos, el Tank Master y el SCLI, desde donde se monitorea y da seguimiento a los procesos de despacho de cisternas. Además, supervisa la seguridad física y la ejecución de trabajos en el interior de la planta y en el terminal marino.

MANTENIMIENTO Y CONTROL: GARANTÍA DE CALIDAD

La planta está equipada con un sistema de medición de niveles en tanques de combustibles por radar, de alta tecnología, que cumple con las normas de transferencia de custodio. También cuenta con un sistema de protección contra descargas atmosféricas por medio del uso de pararrayos de tecnología francesa distribuidos en las instalaciones. Además, utiliza un sistema de medición y control de volumen “Accuload” instalado en el llenadero de cisternas.

Para un mayor control, la planta tiene un sistema de válvulas motorizadas controladas remotamente desde la sala de operadores. Cuenta con una cantara de calibración para los brazos de cargas y tiene un centro de distribución de potencia equipado con transformadores y plantas generadoras.

En sus instalaciones, la planta posee un pozo de suministro de agua por medio de bombas, un sistema de tratamiento de aguas residuales, una sala de bombas de proceso equipada con nueve bombas centrífugas, torre de enfriamiento y un centro de control de motores.

SEGURIDAD

La seguridad también es prioridad para nuestra planta. Por eso, tiene dos súper tanques adicionales de 20.000 barriles que suministran agua al SCI (Sistema Contra Incendios) con una capacidad comprobada de suministro de más de seis horas continuas. Además, posee anillos de enfriamiento y un sofisticado sistema de control de incendios mediante el uso de espuma.

CONTROL DE CALIDAD

Alba Petróleos de El Salvador garantiza a calidad de sus productos a través de diversos métodos y procedimientos para la medición de los estándares nacionales e internacionales para combustibles. En nuestra planta de almacenamiento y distribución contamos con un laboratorio para el análisis de calidad de productos.

En nuestro laboratorio se realizan pruebas a cada uno de los combustibles, muestras de llenado diario para Diesel y Gasolinas, en donde se mide el Punto de Inflamación, Grado API y Octanaje, respectivamente. De igual manera, se certifican los buques antes de recibir el producto, y se miden aspectos como: índice de cetano del Diesel, azufre total, viscosidad, color ASTM, apariencia, sedimentos, agua y sedimentos; en gasolinas se miden aspectos como Research Octane Number, Motor Octane Number, azufre total, presión de vapor. Además, se realiza la certificación de tanques después de la recepción del tanquero de Diesel y Gasolina.

ALBA Petróleos de El Salvador se rige bajo los lineamientos o disposiciones establecidos en el Reglamento Técnico Centroamericano (RTCA), así como bajo las normativas del Ministerio de Economía de El Salvador (Minec). También está sujeta a la inspección por parte de certificadores independientes quienes dan fe del cumplimiento de las normas.

NUEVOS MERCADOS

Bajo la estrategia de crear nuevos mercados y profundizar el intercambio con Latinoamérica y el Caribe, la República Bolivariana de Venezuela suministra todo el combustible manejado en nuestras instalaciones. El trato directo entre gobiernos permite generar ahorros significativos que podrán ser destinados a la inversión social.

NUESTRO COMPROMISO CON EL MEDIO AMBIENTE

En aras de preservar las condiciones ambientales de la zona, así como las del país, ALBA Petróleos cuenta con un sistema de tratamiento de aguas residuales con el fin de evitar la contaminación de los ríos, especialmente del río La Ranfla, que circula por el centro de la planta y sus inmediaciones. Por exigencias de la norma de aguas residuales, y conscientes de la importancia de la preservación, se realiza un análisis de las aguas por laboratorios acreditados para garantizar que son aptas para su uso.

Por otro lado, nuestra planta cuenta con un programa de análisis que garantiza que todas las aguas cumplan con las normas nacionales: aguas residuales (cada 15 días), agua potable (cada mes), agua purificada para consumo propio (cada 6 meses), agua del separador API (cada 6 meses), agua del río La Ranfla (cada 6 meses) y agua del pozo (cada año).

Alba Petróleos de El Salvador garantiza la calidad de su producto con el respaldo de Petróleos de Venezuela y con el esfuerzo de todas y de todos sus trabajadores.

¡ALBA Petróleos, 10 años dando lo mejor!