Cada vez que llenas tu tanque en una ALBA estación, estás aportando directamente al
desarrollo de El Salvador. Ya que, aunque te parezca increíble, las utilidades obtenidas por la comercialización de
combustible no van a para a las manos de un pequeño grupo acreedor, como suele suceder.

ALBA invierte en mejorar la calidad de vida de nuestra gente, eso es lo que hace una empresa con finalidad social y eso es lo que siempre hemos sido.

Desde nuestro nacimiento, hemos invertido más $13.5 millones solo en educación, becando a más de 3,700 jóvenes de todo el país, suministrando computadoras; rehabilitando y equipando escuelas. Pero no solo eso, también hemos invertido en reparación de calles, proyectos de agua potable, electrificación, iglesias, mercados, puentes y hasta viviendas, con una inversión superior a los $4.5 millones.

$3 millones fueron destinados a proyectos deportivos juveniles de alto impacto social y, por supuesto, en proyectos ambientales, de salud, emprendedurismo y socioproductivos, invertimos otros $6 millones.

¡Pero tu aporte no termina ahí! También ayudas a la sostenibilidad de más de 125mil empleos directos e indirectos, confirmados y reconocidos por el Ministerio de Trabajo. Además, nuestra filosofía de finalidad social nos permite ser totalmente transparentes con nuestra responsabilidad fiscal, por eso también formas parte de los más de $470
Millones que ALBA ha pagado al Estado en materia de impuestos.

Dinero que es destinado a la continuidad de programas sociales estatales de seguridad, salud, educación.

El camino no ha sido fácil, hemos superado muchas adversidades y ataques por nuestra forma diferente de operar;
y es gracias a tu confianza, que hemos podido superar cada obstáculo que se nos ha presentado, porque somos gente de bien.

La cantidad de vidas que hemos logrado transformar juntos en todos estos años es extraordinaria, más de 1.6 millones de beneficiados en todo el país. La vida de muchas de estas personas, así como la de sus comunidades, nunca volverán a ser las mismas, gracias a ti, a tu confianza, a nuestro trabajo, porque tú eres parte de nosotros.

¡Síguenos acompañando en este camino!